La importancia del tratamiento de semilla en el cultivo de arroz

La semilla es el material de partida inicial de cualquier sistema productivo; de hecho, de la calidad de esta depende, en gran medida, el adecuado establecimiento del cultivo. Esta es la razón por la cual es muy importante tener cuidados especiales para proporcionarle a la semilla condiciones óptimas para su establecimiento y germinación.

Al establecer las semillas en campo, estas están expuestas a diferentes factores que afectan su normal desarrollo, como una preparación inadecuada del terreno, un sistema de drenaje deficiente o una excesiva profundidad de siembra, además de estar expuesta a diferentes daños causados por microorganismos patógenos como hongos, bacterias e insectos que habitan naturalmente en el suelo.

Las plagas y enfermedades se tornan entonces en un reto en donde los productores deben contar con recursos agronómicos para controlar y contrarrestar el daño que puedan ocasionar. Es esta entonces la justificación que hace necesaria tener como alternativa técnica el proceso de tratamiento de semilla, el cual consiste en impregnarla con productos insecticidas o fungicidas que la protejan de los posibles daños a los que puede estar expuesta.

Para este tratamiento es necesario tener una máquina tratadora de semillas y llevar a cabo un proceso que consiste en depositar la semilla a tratar en una tolva, la cual, por medio de un tornillo sinfín, desplaza la semilla, y en ese desplazamiento, pasa por una mezcla de insecticida y/o fungicida para luego ser nuevamente empacada ya tratada y, posteriormente, llevada a los lotes donde se sembrará.

Específicamente en el cultivo de arroz, el producto fungicida protege la semilla de hongos del suelo, tales como: Gaeumannomyces graminis var, Rhizoctonia solani y Sarocladium oryzae. Sin un tratamiento de semilla, estos hongos se manifestarán en las plántulas establecidas, afectando su normal desarrollo, atrasando el cultivo e incrementando los costos de producción. En lo referente a plagas, el objetivo de este tratamiento es controlar el Cucarro Eutheola bidentata, ya que el daño mecánico causado por este, al alimentarse de la semilla y plántula recién emergida, afecta la germinación, lo cual se reflejará en una pobre densidad del cultivo, lo que representa menor número de plantas por área y, finalmente, una disminución del rendimiento en la producción.

Para hacer un adecuado tratamiento de semilla se deben tener en cuenta los siguientes requerimientos:

· Adquirir una semilla certificada

· Utilizar productos específicos para el tratamiento de semilla (Formulación FS)

· Hacer una buena calibración de la máquina para asegurar la cantidad de producto adecuado por kilogramo de semilla a tratar.

· No almacenar la semilla más de 15 días posterior al tratamiento para evitar la pérdida de eficacia del producto.

La formulación de los productos específicos para tratamiento de semilla es FS, como lo es el IMIDACLOPRID 600 FS DE DVA, esta formulación asegura una adecuada adherencia del producto a la semilla objeto de tratamiento, con el fin de obtener un eficaz control de la plaga.

Finalmente, lo anteriormente expuesto le permite al productor tener conocimiento de los beneficios de llevar a cabo el tratamiento de semilla para minimizar daños en su cultivo y, por ende, obtener una mayor cantidad y mejor calidad en su cosecha.

Ing. Carlos Andrés Sánchez

Investigación y Desarrollo DVA de Colombia

¡Gracias por leernos!

Un comentario en “La importancia del tratamiento de semilla en el cultivo de arroz

  1. EXCELENTES RECOMENDACIONES MUY EFECTIVAS.. SALUDOS DESDE VENEZUELA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar