Oportunidades para el agro colombiano en medio de la pandemia por coronavirus

  • Inicio
  • Agricultura
  • Oportunidades para el agro colombiano en medio de la pandemia por coronavirus
agro colombiano en coronavirus

Oportunidades para el agro colombiano en medio de la pandemia por coronavirus

En época de COVID-19, el agro colombiano se enfrenta a una crisis que solo tiene dos salidas: la transformación o el estancamiento.

Además de la crisis de salud pública, el coronavirus sigue causando grandes estragos en la esfera económica y social. Miles de empresarios han tenido que reinventarse para sobrevivir; mientras muchos otros, sin ninguna otra salida, han tenido que cerrar sus negocios para salvar lo poco que les queda, causando despidos masivos a nivel mundial.

Esta situación ha puesto en evidencia la importancia del agro, pues sin los productos cosechados y recolectados en el campo colombiano, muchas familias y negocios no podrían abastecerse. “El sector agrícola y la agroindustria –a pesar de su importancia en el PIB y en la seguridad alimentaria- son como el rey sin corona. Sin embargo, esta pandemia desveló su importancia, al lograr mantener las cadenas de producción y asegurar el abastecimiento del país. Hubiera sido catastrófico que, en medio de la cuarentena y el aislamiento, la despensa nacional estuviera vacía. Por ello, el agro resurge como uno de los sectores clave para el futuro del país”: Revista Dinero

Esto significa que, gracias al COVID-19, la sociedad colombiana es consciente -una vez más- de la importancia del agro colombiano y de la necesidad de trabajar en el desarrollo rural; y por supuesto, la crisis también puso en evidencia algunas de las problemáticas presentes en el campo colombiano como, por ejemplo, el exceso de intermediarios, los problemas logísticos, la falta de infraestructura, etc.

Para nadie es un secreto que el sector agro merece acciones gubernamentales para salir adelante; sin embargo, también es importante que quienes trabajan en este nicho de mercado, respondan las necesidades nacionales y saquen provecho de oportunidades latentes para hacer frente a esta crisis mundial.

Según Enrique Herrera, especialista en Desarrollo Regional y experto en tierras, agro y desarrollo rural, hay tres oportunidades para la agricultura colombiana en tiempos de COVID-19:

  • Dada la virtualidad de los comercios, es fundamental adentrarse en la era de los macrodatos, del bigdata, de la inteligencia artificial y de las transferencias electrónicas, ya que, sin virtualización, el agro seguirá atrás.
  • La pandemia también deja en evidencia la importancia de los circuitos cortos de mercado (impulsar programas de agricultura familiar), los cuales no solo elevan los ingresos de las personas dedicadas al agro, sino que también, atienden y favorecen la situación alimentaria a nivel nacional. En este punto es importante mencionar que tener una ‘marca’ o un ‘sello’ de responsabilidad social, le da peso a una empresa.
  • También, vale la pena pensar en un programa de empleos de emergencia. Se trata de contratar mano de obra no calificada, de carácter temporal, para promover el empleo y el desarrollo regional. De esta manera, le sugerimos trabajar en potenciar su negocio en tiempos donde el abastecimiento es fundamental; ponga especial atención en tener cadenas de transporte efectivas y eficientes.

  • Así mismo, el portal Contexto Ganadero pone sobre la mesa otras oportunidades:

  • Debido al incremento del dólar, la importación de la leche y los productos lácteos ha disminuido, lo cual hace más competitivos los productos nacionales en el mercado.
  • Así mismo, gracias a que el consumo de café ha aumentado en tiempos de confinamiento y a que la proyección de la TRM (Tasa Representativa del Mercado) se mantiene al alza, se presenta un escenario bastante positivo para los caficultores.

Finalmente, es importante destacar que “La agricultura campesina representa más del 70% de la producción” y debe continuar a pesar de la pandemia; por esto, ante una posible recesión económica con grandes aumentos en las tasas de pobreza y desempleo, es fundamental que el agro colombiano se dote de todas las medidas sanitarias necesarias para no detener las operaciones comerciales, sino por el contrario, mantener la producción, sacando provecho de la disminución de las importaciones para abastecer la canasta familiar a nivel nacional.

Esto sin olvidar la importancia de equiparse -tecnológicamente hablando- para abrirse campo en el mercado desde otras oportunidades de compra y venta de productos.

Las crisis son también una oportunidad para avanzar. “Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución” (proverbio chino): El Tiempo

¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar